¿SIENTES QUE ESTÁS EN UNA RELACIÓN DEPENDIENTE? Claves para superar la dependencia emocional.

Te amo porque quiero amarte, porque te he elegido y me gusta estar a tu lado; no porque seas indispensable para mi felicidad. W. Riso

La dependencia emocional es una condición en la que una persona necesita constantemente la aprobación, el reconocimiento o el apoyo emocional de otras personas para sentirse bien consigo misma y para manejar sus emociones.

Esta dependencia puede ser peligrosa ya que puede llevar a la persona a sacrificar sus propias necesidades y deseos por los demás, y puede dar lugar a relaciones tóxicas y a una falta de independencia y autonomía.

Es importante trabajar en la autoestima y en la confianza en uno mismo y en aprender a manejar nuestras emociones de manera saludable para evitar la dependencia emocional.

La dependencia emocional es también una forma de necesidad afectiva excesiva hacia otra persona, lo que puede llevar a la inseguridad y la falta de autoconfianza.

Una vida merece ser vivida plenamente. En este post de Higea Nature se hace una bonita reflexión para modelar una vida bien vivida

CLAVES PARA EVITAR LA DEPENDENCIA EMOCIONAL

Si sientes que eres dependiente emocionalmente de otra persona, aquí hay algunas claves que puedes seguir para tratar de evitar esta dependencia:

  1. Trabaja en tu autoconcepto: Una de las principales causas de la dependencia emocional es la falta de confianza en uno mismo. Trabajar en tu autoestima y en tu autoconcepto puede ayudarte a sentirte más seguro y a no depender tanto de la aprobación de los demás. Es importante aprender a amarte a ti mismo y a confiar en tus propias decisiones y acciones.
  2. Aprende a decir «no»: No tienes que hacer todo lo que te piden o todo lo que otros quieren que hagas. Aprende a decir «no» de manera respetuosa y a poner límites para no sobrecargarte.
  1. Aprende a manejar tus emociones: La dependencia emocional a menudo surge de una falta de habilidades emocionales para manejar tus sentimientos. Aprender a identificar y expresar tus emociones de manera saludable puede ayudarte a ser más independiente emocionalmente. 
  1. Fortalece tus relaciones interpersonales: A veces, la dependencia emocional puede deberse a una falta de relaciones interpersonales satisfactorias. Trabajar en tu capacidad para establecer y mantener relaciones saludables con otros puede ayudarte a sentirte menos dependiente de una sola persona.
  1. Practica la independencia: Si eres dependiente emocionalmente, es posible que tengas miedo de estar solo o de tomar decisiones por ti mismo. Practicar la independencia puede ayudarte a sentirte más seguro y a no depender tanto de los demás.
  1. Busca apoyo profesional: Si sientes que tu dependencia emocional es grave o que está afectando negativamente tu vida, es posible que desees buscar apoyo profesional. Un terapeuta o consejero puede ayudarte a trabajar en estos problemas y a desarrollar habilidades para manejar tus emociones de manera más saludable.

Nos hicieron pensar que una fórmula llamada “dos en uno”: dos personas pensando igual, actuando igual, era lo que funcionaba. No nos contaron que eso tiene un nombre “anulación”. Que solo siendo individuos con personalidad propia, podremos tener una relación saludable. John Lennon

Aunque todos estos consejos te ayudarán y mucho a mejorar la dependencia emocional, lo cierto es que lo más importante es tener una buena autoestima. Tener un buen autoconcepto o una buena imagen personal, es fundamental para lograr mantener relaciones saludables.

¿CÓMO PODEMOS MEJORAR NUESTRA AUTOESTIMA O NUESTRA AUTOIMAGEN?

 Hay varias cosas que puedes hacer para sentirte bien contigo mismo:

  1. Acepta tus fortalezas y tus limitaciones: Todos tenemos fortalezas como también limitaciones, y es importante aceptarlos y amarnos a nosotros mismos tal y como somos.
  2. Haz cosas que te hagan sentir bien: Busca actividades que te hagan sentir bien contigo mismo y que te den una sensación de logro y satisfacción. Esto puede incluir hacer ejercicio, cocinar, pintar, leer, etc.
  3. Rodéate de personas positivas: Las personas con las que pasamos tiempo pueden tener un gran impacto en nuestro bienestar. Trata de rodearte de personas que te apoyen y te hagan sentir bien contigo mismo.
  4. Practica la gratitud: Enfócate en las cosas positivas de tu vida y expresa gratitud por ellas. Esto puede ayudar a mejorar tu perspectiva y hacerte sentir mejor contigo mismo.
  5. Cuida de tu cuerpo y tu mente: Haz ejercicio regularmente, come alimentos saludables y toma tiempo para relajarte y descansar. Esto puede ayudar a mejorar tu bienestar físico y mental y, por lo tanto, hacerte sentir mejor contigo mismo.

Cuando me amé de verdad, comprendí que, en cualquier circunstancia, yo estaba en el lugar correcto, en la hora correcta, y en el momento exacto, y entonces, pude relajarme. Hoy sé que eso tiene un nombre… Autoestima.

Recuerda que tomar decisiones saludables y hacer elecciones positivas para ti mismo es una forma importante de amarte a ti mismo y sentirte bien.

CONCLUSIÓN

Como siempre nos gusta, recordarte desde Conigriega que las relaciones de cualquier tipo comienzan en primer lugar contigo. Si te relacionas bien contigo mismo, te resultarán más sencillas las relaciones con los demás. Serás capaz de discernir lo que te suma y lo que te aporta y podrás simplemente soltar aquello que no te está beneficiando.

Apostar por una relación consciente es un trabajo de autoconciencia, amor propio y empoderamiento.

Conigriega es una Agencia de matchmaker, matrimonial y de formación en relaciones. Estamos especializados en el Amor y por ello, te invitamos a nuestra formación para transformar tu visión del amor y las relaciones a través del Mindfulness Transformacional.

Pide información y forma parte de nuestra comunidad de personas que saben que el amor siempre suma.

¡¡Hasta muy pronto!!

Scroll al inicio
Abrir chat
1
Hola Bienvenido a ConiGriega
¿En qué podemos ayudarte?