¿Cómo encontrar el amor verdadero?

Personas enamoradas

Puede parecernos que las personas somos diferentes los unos a los otros. Estamos tan convencidos de ser únicos, con nuestras rarezas y nuestras peculiaridades, que no somos conscientes que, en definitiva, todos buscamos lo mismo: El Amor verdadero

Cada uno de nosotros buscamos la estabilidad, el amor y disfrutar de relaciones sanas con la familia, amigos y personas cercanas.

Y, aunque tenemos las mismas inquietudes y objetivos, lo que nos diferencia es el modo de alcanzarlo, ya que lo llevamos a cabo de muy diferentes modos.

Nos influye la forma en la que hemos sido educados, nuestro nivel de compromiso, el trabajo personal que hayamos llevado a cabo y, por supuesto, el nivel de conciencia al respecto.

La manera en la que entendemos el mundo va a venir determinada por el modo en el que hemos sido educados y el entorno en el que hemos vivido, pero, además, según la Programación Neurolingüística (PNL), las personas podemos tener diferentes formas de percibir el mundo, según los sentidos que tengamos más desarrollados.

Es posible que, en un primer momento, las personas que sean muy visuales se sientan atraídos por el atractivo físico. En cambio, las personas con una inclinación más auditiva se sentirán más atraídos por una forma determinada de comunicación y, finalmente, las personas con un alto nivel de percepción sensorial o kinestésico, se moverán más por las sensaciones que perciban de la otra persona.

Pero, sea como sea, el modo en el que percibimos nuestra realidad, al final, esta influenciado por unos esquemas mentales, también muy importantes, que nos influyen en la manera en que sostenemos una relación de pareja, y que hacen que se convierta en una relación sana y duradera.

Existen tres tipos de amor que, según definieron los griegos, se tienen que dar en una relación de pareja y, además, deben mantenerse en la misma proporción: el amor erótico, la amistad y la compasión.

  1. Eros o el amor erótico.

La atracción es importante. Es indudable, pero, que una persona resulte atractiva tiene mucho que ver con proyectar una saludable seguridad en uno mismo.

Sentirse atraído va más allá del aspecto físico.

Sentirte bien contigo mismo, aceptar tu cuerpo y disfrutar de él es fundamental para poder trasmitir seguridad y sensualidad.

Y es que el amor erótico es un pilar fundamental para tener una relación de pareja sólida.

Para trasmitir este tipo de sensualidad hay que llevar a cabo un trabajo de autoestima y empoderamiento.

No hay nada más irresistible que una persona que se sienta bien consigo misma. Una persona que proyecta seguridad y autoestima es mucho más atrayente que una persona muy bella físicamente, pero que no se valora.

“Amarse a uno mismo es el comienzo de un romance de por vida” (Oscar Wilde)

Y aunque Eros es un pilar en una relación saludable, si no se cultivan otros aspectos de la relación, cuando la atracción sexual descienda será una relación abocada al fracaso.

  1. Philias o la amistad.

El segundo pilar en toda relación amorosa es Philias, o lo que es lo mismo, amistad y admiración.

Para que una relación funcione, hay que cultivar la amistad entre ambas personas, ya que se necesita también confiar en tu pareja.

Que la persona que está a su lado sea alguien en la que poder contar en tus horas más bajas, que te sea leal y sentirte valorado por la persona amada, es, sin duda, uno de los factores más importantes para que una relación sea sólida y duradera.

Trabajar en los valores que compartimos con la persona que queremos que nos acompañe en nuestra vida, es un trabajo previo que pocos llevamos a cabo.

Los comienzos de una relación suelen estar sustentados por la atracción sexual y, como ya hemos indicado, esto es crucial para poder dar los primeros pasos en una relación. Pero no debemos obviar a Philias para que esta relación llegue a buen puerto.

Damos por supuesto que la otra persona comparte nuestra visión de la vida, pero esto no siempre es así. Dar por hecho que el otro comparte nuestros principios y valores, suele ser un error común cuando comenzamos una relación de pareja y esto hace que, en demasiadas ocasiones, nos sintamos engañados y frustrados.

¿Cómo quieres sentirte en una relación? Este es seguramente el trabajo individual que debes llevar a cabo antes de embarcarte en una relación de pareja y, así, dejar de dar palos de ciego, pasando de una relación a otra hasta el agotamiento.

Esto nos lleva también al tercer pilar importante en toda relación de pareja.

  1. Agapé o amor compasivo.

Agapé es un amor desinteresado. Pero este concepto en muchas ocasiones es mal interpretado.

La autocompasión

El concepto de compasión va mucho más allá de justificar, inmolarse o anularse en una relación, ya que esto sería más un síntoma de una relación tóxica.

La compasión es un concepto muy usado dentro del budismo y que tiene más que ver con la aceptación y empatía. También significa no buscar un interés personal en el hecho de mantener una relación.

Todos tenemos intereses más o menos confesables y es que, al final, buscamos también ser amados. Pero al margen de este interés más o menos saludable, no olvidemos que no podemos pedir a nadie que nos ame si en primer lugar no somos capaces de amarnos a nosotros mismos.

Para amar desinteresadamente, tenemos, en primer lugar, que amarnos a nosotros.

“Los demás solo aman y respetan a los que se aman a sí mismos” (Paulo Coelho)

Seguro que habrás escuchado en ocasiones aquello de que para amar a otros tenemos que aprender a amarnos…  y esto es siempre así.

Si no nos valoramos y aceptamos, el amor que dices tener a otro estará muy cargado de la necesidad que tenemos de vernos reflejados en los ojos de los demás.

La necesidad que tienes de ser valorado y, por ende, amado, es el resultado de un vacío interior; por lo tanto, no es amor, es una necesidad. El amor lo hemos convertido en una transacción.

Si vamos por la vida esperando a que nos amen y nos acepten, será un amor sujeto a expectativas y, esto, resultará un fracaso en todos los casos.

Nadie puede darnos lo que nosotros no nos damos en primer lugar y es que, el amor es un sentimiento que nace en tu interior y que finalmente, se refleja en el mundo.

Es posible que una estrategia, demasiado utilizada en ocasiones, que es la de ir de víctima, o dar pena, pueda hacer que nos sintamos en la necesidad de situarnos en la posición de salvadores del otro. Pero este tipo de estrategias, al final, no sólo no funcionan, sino que nos llevan a mantener relaciones tóxicas. Y, por supuesto, no nos están hablando de amor, nos están hablando de una necesidad personal.

Reconoce tus necesidades y tus patrones

Según un estudio llevado a cabo con personas de ambos sexos (100 mujeres y 50 hombres), una relación tóxica consiste en que una de las partes de la pareja se aprovechada de la otra, es decir, exige actitudes de su pareja a su antojo para su propio beneficio y mantener el control constante. De esta manera deja a la otra persona, inconscientemente, con el mínimo poder, creando una desigualdad, favoreciendo a uno y perjudicando a otro, con actitudes como, por ejemplo, control constante de su vida, manipulaciones para conseguir lo que quiere, prohibiciones para evitar posibles conductas…

Así que, para poder encontrar al amor verdadero, lo primero que debemos hacer es llevar a cabo un trabajo personal, con uno mismo, y tener muy claros los objetivos que buscamos en una relación de pareja.

  1. Visualiza como sería una relación ideal para ti. ¿Cómo quieres sentirte?, ¿cuáles son tus metas en una relación? No es lo mismo una persona que está buscando a alguien con quién viajar, salir a cenar, visitar exposiciones que otra, que busca fundar una familia. Es importante saber a dónde te diriges y, así, te resultará mucho más fácil enfocarte con las diferentes posibilidades con las que te encuentres.
  2. Trabaja en tus fortalezas y en tus debilidades. ¿qué puedes ofrecer tú en una relación? ¿te sientes bien contigo mismo o estás buscando que alguien te salve? Este es un punto fundamental. Si estás pidiendo una persona que te respete, que te sea leal, que te valore, como hemos dicho anteriormente, lo primero de todo es aprender a dártelo a ti mismo. Evidentemente, después podrás ofrecer lo mismo que tú estás pidiendo a la otra persona.
  3. Sal de tu zona de confort. Si no has encontrado a tu pareja ideal en los lugares que normalmente frecuentas, lo más lógico es que cambies el escenario habitual. Si estás buscando una pareja que tenga intereses culturales, comienza a moverte por los lugares donde encontrar perfiles más afines a ti. Apúntate a actividades que se hagan en tu zona relacionadas con tus intereses.

Déjate asesorar por profesionales

Si ves que no tienes el tiempo, o las ganas, de ir en busca de una pareja, existen profesionales que pueden ayudarte, tanto en el trabajo personal para convertirte en la persona capaz de encontrar el amor, como a la hora de buscarte el perfil que reúna las condiciones que necesitas. Al igual que para construir la casa de tus sueños tienes que dejarte asesorar por personas especializadas que te escucharán para saber qué quieres y, en base a eso, su experiencia será imprescindible para convertir ese sueño en algo real y sólido, en la construcción de una relación existen los profesionales Matchmaker que podrán ahorrarte mucho tiempo y frustraciones para conseguir esa relación que tú necesitas.

En cada uno de los proyectos que queremos llevar a cabo necesitamos una estrategia clara, un conocimiento profundo de lo que realmente queremos, de lo que somos capaces de ofrecer y a qué estamos renunciando para ello.

Te han enseñado que el amor es un concepto aprendido en las películas de Hollywood y, aunque no tiene por qué estar exento de romance, no es algo que te ocurra sin un trabajo previo si lo que quieres es que sea una relación que sume.

Conigriega puede ayudarte en tu camino para encontrar tu verdadero amor, así como también ayudarte a convertirte, a través del método que nos ofrece la Psico Conciencia Transformacional, en esa persona capaz de vivir una relación completa y saludable.

Si lo que quieres es la mayor discreción, profesionalidad, exclusividad, empatía y acierto, no dudes en contactar con nosotros. ¡¡Estaremos encantados de ayudarte para que vuelvas a enamorarte!!

Scroll al inicio
Abrir chat
1
Hola Bienvenido a ConiGriega
¿En qué podemos ayudarte?