MEJORA TU CALIDAD DE VIDA. Cambiar la forma en la que piensas es la clave para tener una vida más feliz

Si miras en dirección al sol no verás las sombras. Hellen Keller

Está demostrado que las personas que continuamente se centran en lo que no tienen suelen ser personas infelices, ya que puede provocar que te sientas insatisfecho y frustrado. Sin embargo, es importante recordar que la felicidad no depende de tener cosas o circunstancias específicas, sino más bien de cómo enfocamos nuestra atención y cómo elegimos ver el mundo.

En lugar de centrarse en lo que no tienes, puede ser útil enfocarse en lo que sí tienes y en lo que estás agradecido. Esto puede ayudar a cambiar tu perspectiva y a sentirte más contento y satisfecho con tu vida. Pero también puede ser útil trabajar en tus objetivos y metas personales y enfocarte en lo que puedes hacer para mejorar tu vida y tu bienestar.

Ahora no es el momento de pensar en lo que no tienes. Piensa en lo que puedes hacer con lo que hay. Ernest Hemingway

 

Es normal tener deseos y anhelar cosas, pero es importante recordar que la felicidad no depende de tener todo lo que queremos. En cambio, la felicidad puede provenir de las conexiones y relaciones que tenemos con otras personas, de hacer cosas que disfrutamos y de encontrar un sentido y propósito en la vida.

Aprender a elevar tu nivel en la escala emocional es interesante para ir mejorando día a día la calidad de nuestros pensamientos y, por lo tanto, de nuestras emociones.

 

DISFRUTA DE LO QUE SI TIENES

Disfrutar de lo que tienes puede ser una clave para la felicidad y la satisfacción en la vida. Aquí hay algunas maneras en las que puedes empezar a disfrutar más de lo que tienes:

  1. Aprecia lo que tienes: Toma un momento para reflexionar sobre todas las cosas buenas y valiosas que tienes en tu vida, como tu salud, tus amigos y tu familia, y date cuenta de lo afortunado que eres por tener estas cosas.
  2. Practica la gratitud: Trata de recordar diariamente las cosas por las que estás agradecido y expresa tu gratitud a las personas que te han ayudado o que han hecho una diferencia en tu vida.
  3. Haz cosas que disfrutes: Asegúrate de disponer de tiempo para hacer cosas que te den placer y te hagan sentir vivo, ya sea hacer ejercicio, pasar tiempo con amigos o, simplemente, relajarte y leer un libro.
  4. Haz un esfuerzo por valorar lo que tienes: En lugar de centrarte en lo que no tienes o en lo que te falta, trata de valorar lo que tienes y de encontrar la alegría y el propósito en lo que ya tienes.

Cuando descubres que tú puedes ser el mejor FAN de ti mismo, abandonas el hábito de mendigar la aprobación de los demás. Rafael Vidac

Es importante recordar que la felicidad no depende de tener todo lo que quieres, ya que además, es posible que realmente no sea lo que quieres, sino que sea más el resultado del condicionamiento que tienes sobre cómo debería ser el mundo, del éxito y del concepto imperante de lo que es la felicidad.

La felicidad depende más bien de cómo enfocas la atención y cómo eliges ver el mundo. Disfrutar de lo que tienes puede ser una manera efectiva de sentirse más satisfecho y contento con tu vida.

Pero el perseguir un estado de gratitud, consciencia y elevación de la conciencia,  puede resultar también muy fluctuante. Habrá momentos en los que, sin motivo aparente, parezca que tu nivel de felicidad desciende, aunque hagas todo el trabajo que te proponemos.

La mente no está acostumbrada a pensar bien; todo lo contrario, tiene el hábito de sentirse insatisfecha.

Será necesaria una intervención “quirúrgica” para lograr cambiar la naturaleza de los pensamientos o, más bien, desidentificarse de ellos.

La perseverancia es la clave.

Resulta bastante extraño si te digo que no eres tus pensamientos. Si te paras a escuchar a la mente, verás que tiene tendencia a hablar, a hilar pensamientos que parecen tener una conexión entre ellos, aunque realmente no es así.

Cuando te identificas con el diálogo interior, inexorablemente te identificas con todo lo que te cuenta. Entonces el cuerpo, que no es capaz de distinguir entre lo que te estás contando y lo que está pasando, tenderá a reaccionar a cada pensamiento temeroso y lo manifestará en el cuerpo con una emoción.

Si la calidad de tus pensamientos procede del miedo, de la duda y de la ansiedad, curiosamente, lo que de alguna manera se manifiesta en la vida es la confirmación de estos miedos y dudas que acabarán generando aún más ansiedad.

Todos pasamos por dificultades en la vida. Quizás la única diferencia consiste en dejar de echar leña a los pensamientos negativos, asumir la responsabilidad y empezar a mejorar la naturaleza de estos, para así mejorar la calidad de tu vida.

Además, no menos importante para mejorar la calidad de vida, es poner atención a tu alimentación, hacer ejercicio, la práctica del mindfulness y rodearte de personas positivas. La influencia medioambiental está demostrado que condiciona enormemente la calidad de los pensamientos.

CONCLUSIÓN

Cada vez existen más evidencias científicas que demuestran que lo que te afecta no es tanto lo que ocurre en la vida, sino el hecho de cómo estás dispuesto a vivirla.

Tu modo de afrontar la vida, de ser agradecido y estar dispuesto a quitarte un poquito de en medio… Dejar de pensar tanto en ti, en lo que a ti te ocurre, lo que a ti te pasa…

En fin, cuando dejas de poner al ego en el centro de todo y te enfocas más en la vida, en los demás y aprendes a valorar. Solo entonces, es posible que la vida comience a ser un aliado y, así, mejore completamente.

Con la Psico Conciencia Transformacional, estamos ayudando a las personas a transformar su vida y a mejorar la calidad de esta. Son talleres semanales para aprender a tomar conciencia de aquello que nos impide conseguir nuestros objetivos y comenzar el viaje del héroe a una vida plena y saludable.

Somos especialistas en relaciones. Infórmate en Conigriega y te ayudaremos a (re)construir tu relación o a encontrar a tu amor verdadero a través de nuestra metodología A.M.O.R.

Trabajamos con personas comprometidas que, como tú, han querido trabajar en sí mismos, conocerse, para así poder conocer un amor con el que sumar.

Apostamos por relaciones conscientes.

¡¡Hasta pronto!!

Scroll al inicio
Abrir chat
1
Hola Bienvenido a ConiGriega
¿En qué podemos ayudarte?