¿Qué es la Felicidad?

¿Qué es la felicidad? si preguntáramos a la mayor parte de las personas, se tiene la idea de que la felicidad es algo que nunca se logra por completo y que tan sólo se puede disfrutar en pequeños momentos. Pero, ¿es eso cierto?, ¿es la felicidad tan escurridiza y caprichosa que sólo se muestra para torturarnos en ocasiones?, ¿comprendemos realmente qué significa la felicidad?

La búsqueda de la felicidad es un viaje que comienza en el mismo momento en el que nacemos y que nos lleva a explorar los rincones más profundos de nuestro ser. En este artículo, desentrañaremos el significado de la felicidad, exploraremos la diferencia entre placer y felicidad, y te proporcionaremos cinco pasos prácticos para conquistarla ahora mismo y para siempre. ¿Listo para emprender este viaje interior hacia la verdadera alegría? ¡Vamos allá!

nuestro ascenso en la vida para lograr la felicidad

La fuente de la felicidad

La verdadera felicidad consiste en desarrollar tu crecimiento personal y el amor como la herramienta interior fundamental para elevar nuestro nivel de conciencia. A través del asesoramiento profesional, puedes lograr una felicidad genuína.

Placer vs. Felicidad: comprendiendo las diferencias

El placer y la felicidad son términos a menudo malinterpretados. El placer es efímero, está ligado a experiencias sensoriales y momentos fugaces de satisfacción. Por otro lado, la felicidad es más profunda; es un estado duradero de bienestar emocional y satisfacción con la vida en su conjunto. Además, la verdadera felicidad va unida al agradecimiento por tan sólo el hecho de estar vivo. En este viaje hacia la felicidad, es esencial comprender la diferencia y reconocer que la verdadera alegría va más allá de los placeres momentáneos.

Daniel Kahneman un destacado psicólogo y economista ganador del Premio Nobel, en su libro «Thinking, Fast and Slow», aborda la búsqueda de la felicidad y explica cómo la mente humana a menudo se desvía de manera sistemática en la evaluación de experiencias y toma de decisiones que afectan nuestro bienestar. Kahneman introduce la Teoría del Prospecto, que describe cómo las personas valoran las ganancias y pérdidas. Según esta teoría, las personas tienden a ser más sensibles a las pérdidas que a las ganancias, y la aversión a la pérdida puede afectar nuestras decisiones y percepciones.

Atendiendo a esta teoría, ¿en qué medida estamos valorando la felicidad como el resultado de una percepción personal de lo ganado o perdido? ¿estamos cuantificando la felicidad? Teniendo en cuenta la expresión que tantas veces repetimos de que la felicidad es algo que sólo ocurre en pequeños momentos, pareciera que sí.

El dinero da la felicidad: La paradoja de la felicidad de Easterlin

Según la teoría de Richard Easterlin que lleva a cabo unos estudios centrados en la relación entre el ingreso y la felicidad, llamada «paradoja de la felicidad de Easterlin», esto no parece ser así. Richard Easterlin, famoso y reputado economista, fue el que introdujo esta idea en la década de 1970. La paradoja se refiere a la falta de correlación sostenida entre el aumento del ingreso promedio de una sociedad y el aumento de la felicidad a lo largo del tiempo dentro de esa sociedad.

Easterlin propuso inicialmente que aunque el aumento de ingresos tiende a estar asociado con mayores niveles de felicidad en un momento dado, no se observa la misma relación cuando se examina a lo largo del tiempo en una sociedad específica. Según su investigación, a medida que los ingresos promedio aumentan en una sociedad a lo largo del tiempo, la felicidad promedio no muestra un aumento constante.

Según estos estudios, una vez que se tienen los ingresos necesarios para una subsistencia digna, obtener más ingresos, no garantizan la felicidad. Por lo tanto, la felicidad no es algo que se logra cuando conseguimos alcanzar cosas soñadas (casas, coches, ropa, etc) y que se obtienen con dinero.

¿Somos más felices con mucho dinero?

“El dinero no da la felicidad, pero produce una sensación tan parecida que sólo un auténtico especialista podría reconocer la diferencia. ”

Woody Allen

Cuando encuentre a mi Alma gemela seré feliz

¿Qué nos ocurre con las relaciones románticas?, está demostrado que en el momento en el que nos enamoramos, se tiende a estar más optimista, más ilusionado y por lo tanto, feliz. Lo cierto, es que en el cuerpo del enamorado, se pueden contemplar algunos cambios a nivel psicológico y físico. Estos cambios son producidos por lo que se ha hecho llamar «las hormonas de la felicidad», que son la serotonina, la endorfina, dopamina y oxitocina.

Pero lo cierto, es que en el momento en el que este torrente hormonal desciende, comenzamos un proceso de desenamoramiento que será inversamente proporcional al nivel de ascenso hormonal que se haya producido. Es en este momento, cuando comienzan los desencuentros entre las parejas y por lo tanto, comienza un estado de estrés por la pérdida de la felicidad o el pensamiento de habernos equivocado al pensar que el «otro» nos daría la felicidad soñada.

En nuestro artículo, ¿Porqué lo llamamos amor, cuando queremos decir dependencia? hablamos un poco más sobre este tema para poder entender la diferencia entre el Amor y dependencia. Pero un poco a modo de conclusión, las relaciones sanas y estables, pueden contribuir a lograr un estado de bienestar que colaboraría en nuestra felicidad. Aunque lo cierto es, que sentirnos felices es más bien, lo que contribuye a que tengamos relaciones sanas y estables.

¿El realmente el amor el ingrediente necesario para tener una vida feliz?

«La felicidad es la finalidad última de la existencia humana»

Aristóteles

La teoría del flow, un estado mental óptimo

La teoría del flow, desarrollada por el psicólogo Mihály Csíkszentmihályi, describe el estado mental óptimo experimentado cuando una persona está completamente inmersa y comprometida en una actividad desafiante que coincide con sus habilidades. En este estado de «flow», las distracciones desaparecen, el tiempo parece pasar rápidamente, y se experimenta un sentimiento profundo de disfrute y realización.

Mihály Csíkszentmihályi, se sumerge en la experiencia única de total absorción en una actividad. En este estado de flujo, la concentración es tan profunda que el individuo pierde la noción del tiempo y se sumerge por completo en la tarea. La clave para alcanzar este estado óptimo radica en encontrar el equilibrio perfecto entre el desafío de la actividad y las habilidades del individuo. Cuando estos elementos se sincronizan, se desata una sensación de satisfacción y plenitud, donde las preocupaciones cotidianas desaparecen, permitiendo que el individuo experimente una conexión profunda y significativa con la tarea en cuestión. Este estado de flujo no solo contribuye al bienestar general, sino que también impulsa una sensación de energía y enfoque continuo, añadiendo una dimensión valiosa a la calidad de la experiencia humana.

El poder del silencio: una puerta a la autoexploración

En medio del bullicio de la vida cotidiana, el silencio se presenta como una herramienta poderosa para alcanzar la felicidad. Al sumergirnos en el silencio, podemos desconectar del ruido externo y conectarnos con nuestro mundo interior. Esta introspección silenciosa nos permite comprender nuestras verdaderas necesidades y valores, allanando el camino hacia una felicidad auténtica y duradera. En palabras de autora Yolande Duran: «Estoy aquí para testimoniar que podemos pasar cuarenta años de la vida a merced de los vaivenes. En un instante, el silencio puede mostrarnos que somos aquel que ve los vaivenes, en la paz y la tranquilidad. Entonces en nosotros ya no aparece la menor dualidad».

La práctica de la meditación o mindfulness puede ayudarte en la conquista de este silencio interior para lograr comprender la verdadera felicidad.

Cómo dar en la diana de la felicidad

«El hombre que solo está interesado en sí mismo no es admirable, y no se siente admirado»

Bertrand Russell, La Conquista de la Felicidad

Paso 1: decisión y compromiso

La felicidad comienza con una decisión consciente y un compromiso firme contigo mismo. Decide ser feliz ahora, en este momento. Este primer paso implica asumir la responsabilidad de tu propia felicidad y entender que está en tus manos crear un cambio significativo en tu vida.

Paso 2: autoexploración profunda

La autoexploración es la llave que abre la puerta hacia la felicidad duradera. Dedica tiempo a conocerte a ti mismo, identificar tus valores, pasiones y metas. Reflexiona sobre lo que realmente importa en tu vida y establece objetivos alineados con tu verdadera esencia.

Paso 3: prácticas de gratitud diaria

La gratitud es un poderoso catalizador de la felicidad. Cultiva la práctica diaria de la gratitud, enfocándote en las pequeñas alegrías y bendiciones que te rodean. Esta práctica te recordará constantemente las razones para sentirte agradecido, generando un cambio positivo en tu perspectiva.

Paso 4: desarrollo personal continuo

El crecimiento personal es una senda directa hacia la felicidad sostenible. Establece metas de desarrollo personal, aprende nuevas habilidades y busca oportunidades para evolucionar como individuo. El crecimiento constante te acerca a una versión más plena y realizada de ti mismo.

Paso 5: cultivo de relaciones significativas

Las relaciones sólidas y significativas son pilares fundamentales de la felicidad. Nutre tus conexiones emocionales, comunica tus necesidades y practica la empatía. Relaciones saludables contribuyen a un sentido de pertenencia y apoyo, elementos esenciales para una vida feliz.

La decisión diaria

Es un ejercicio diario de toma de decisiones. Cada día, elige enfocarte en lo positivo, abrazar el cambio y aprender de las experiencias. Al hacer de ello una prioridad consciente, te conviertes en el arquitecto de tu propia alegría.

La importancia del autocuidado

El autocuidado es un componente vital del ejercicio interior para ser feliz. Prioriza tu bienestar físico, emocional y mental. Establece límites saludables, practica la autocompasión y permítete disfrutar de momentos de tranquilidad.

En conclusión, ser feliz no es un destino, sino un viaje continuo. Al comprender la diferencia entre placer y felicidad, al abrazar el silencio como una herramienta poderosa, y al seguir estos cinco pasos prácticos, estás en camino hacia un bienestar duradero.

Recuerda, la felicidad es un ejercicio interior que comienza con una decisión consciente de ser feliz ahora mismo. Embarcarse en este viaje te llevará a descubrir un estado de bienestar emocional que perdurará en el tiempo.

¡Elige la felicidad y comienza tu viaje hacia una vida más plena y satisfactoria ahora mismo!

Sesiones de Coaching de relaciones

Conigriega, tu destino para transformar relaciones. Ofrecemos coaching especializado en amor y crecimiento personal. Descubre el arte de amar desde tu mejor versión. Construye conexiones auténticas y sólidas con nuestra guía experta

Sesiones de Love Coaching

Love Coaching en Conigriega: Transforma tu vida amorosa con nuestra ayuda profesional. Descubre quién eres en el amor y libérate de creencias limitantes. Construye relaciones auténticas y sólidas a través de nuestro enfoque especializado en crecimiento personal y conexión emocional.

Con todo el amor, el equipo de ConiGriega.

Scroll al inicio
Abrir chat
1
Hola Bienvenido a ConiGriega
¿En qué podemos ayudarte?